Home / Actualidad / Embajador de Bolivia: “No estamos negociando la detención, expulsión o extradición de Belaunde”

Embajador de Bolivia: “No estamos negociando la detención, expulsión o extradición de Belaunde”

Gustavo Rodríguez, embajador de Bolivia en el Perú. (Foto: Andina)
Gustavo Rodríguez, embajador de Bolivia en el Perú. (Foto: Andina)

El embajador Rodríguez niega que en la reunión mantenida entre Humala y Evo Morales se haya tratado la situación de Martín Belaunde. (Foto: Verónica Calderón)

El embajador Gustavo Rodríguez se ve en el trance de explicar que Bolivia no puede entregar a Martín Belaunde porque lo impide su estatus de solicitante de refugio. También trata de interpretar las confusas declaraciones de Evo Morales sobre un caso que se ha convertido en una piedra en el zapato de nuestro vecino.

¿Cuándo conoce Bolivia el ingreso de Belaunde? 

Hay dos niveles de información. Uno es el que recibe la Conare cuando él se presenta el 16 de diciembre. Sin embargo, la Conare, por razones de confidencialidad no lo puede comunicar a otro país. En mi caso yo me entero por la prensa peruana pero no sé, porque no tienen por qué decírmelo, si hay una comunicación horizontal entre Conare y nuestro gobierno. Pero, de todos modos, cualquiera que haya sido esa situación tiene que mantenerse en un nivel de confidencialidad. Estamos tratando al señor Belaunde Lossio como tratamos a todos los refugiados. El secreto es una condición importante para la vida de una persona que está solicitando refugio.

Pero, ¿se tiene noticia de en qué fecha ingresó a Bolivia?

No, porque no ingresó por la vía regular. Hoy sabemos, porque lo hemos podido confirmar recientemente, que el primer contacto que él tuvo fue con la Pastoral de Movilidad Humana. Allí acudió y con esta pastoral, después de haberle consultado, acudió al Conare. Nosotros no tuvimos nada que ver con su ingreso.

En el momento de su ingreso en Bolivia, ¿existía un pedido de detención de Interpol? 

No tengo información al respecto. Aquí hay un conjunto de acontecimientos y hechos que tienen que ver con la seguridad de un refugiado.

¿El 16 de diciembre, Bolivia no informó al gobierno peruano por eso?

No, yo como embajador me enteré por la prensa. No conozco las dinámicas internas de Defensa, Interior, Justicia (integrantes de la Conare). Cualquiera que haya sido la forma en la que haya tenido conocimiento nuestro gobierno, no tiene obligación de comunicar a ningún gobierno no solo en el caso de Belaunde, sino en cualquier caso de refugiados.

¿Por eso Evo Morales dijo el 31 de diciembre que no conocía este caso?

El presidente Morales fue consultado sobre si Belaunde Lossio había solicitado asilo. Y dijo que no, porque el señor Belaunde no solicitó asilo sino refugio. En esos momentos de confusión, él o la periodista no tenía la distinción entre las dos cosas y el Presidente le contestó a su pregunta.

Pero la respuesta de Morales fue genérica. Dijo que se había enterado por los medios.

Bueno, en mi caso, sería así.

¿Es condición para el refugio ingresar de forma legal?

No, la ley Nº 251 establece en el artículo 7 que el Estado boliviano no impondrá sanciones administrativas ni penales por causa del ingreso irregular de la persona solicitante en condición de refugiado. Toda esta legislación está para proteger a refugiados que huyen de persecución religiosa, política, etc.

¿Por qué dijo entonces Morales que si hubiera ingresado ilegalmente sería detenido?

Lo que el presidente Morales dice es que tiene la molestia que tenemos nosotros de tener un caso en nuestras manos que no hemos creado. Nosotros no hemos creado la figura del señor Belaunde Lossio. No la hemos contruido, reconstruido, y perturba nuestro trabajo interno. Probablemente lo que está haciendo el presidente Morales es manifestar un sentir. Nuestra línea ha sido después reflejada por el canciller y el día de ayer por nuestro vicepresidente.

Bolivia ha dicho que no protege a corruptos. Pero la Convención de Refugiados de la ONU dice que un solicitante de refugio no puede ser sujeto de expulsión ni extradición…

Al dar yo la posición de mi país puede crearse la falsa impresión de que esto está digitado, o realizado, o movido desde la voluntad de nuestro gobierno. Pero la Conare es algo más que el Poder Ejecutivo. Ahí asisten representantes de la Pastoral de Movilidad Humana y ACNUR, que velan por los derechos de quienes solicitan refugio. No es correcto establecer una relación unívoca entre lo que expresemos como Gobierno y lo que pueda suceder con este refugiado o cualquier otro caso.

¿Cómo se va a proceder con el ex asesor de Humala?

Como con las decenas de solicitantes de refugio que han pasado por Bolivia. Él ha presentado su solicitud y tenemos 120 días para responder, que no significa que sea hasta el último día. Él tiene una citación ya en curso. Presentará sus descargos. La Comisión emitirá su dictamen de aceptar o no la solicitud. Si no la acepta, cualquier refugiado tiene 15 días hábiles para apelar.

La Comisión vuelve a pronunciarse y si se pronuncia nuevamente rechazando su solicitud quedará sin la protección del Estado.

Podrá irse a otro país o ser atrapado por su ingreso ilegal. Corren ya otras circunstancias.

Pero me decía que la ley no pena el ingreso ilegal…

Así es, pero no tiene la protección del Estado. Puede hacer una solicitud a ACNUR o a otra organización, pero el Estado ya no lo protege.

¿Eso significa que será extraditado a Perú?

Ahora está en curso otra medida precautoria que ha solicitado el Perú: la detención con fines de extradición. Son dos procedimientos paralelos.

Pero ustedes no lo pueden extraditar mientras sea solicitante de refugio, ni cuando le fuera negado, la extradición choca con la legislación internacional. 

La carpeta de extradición sigue un mecanismo legal. Si es declarado procedente, él será detenido. Es una medida precautoria.
Va a ser detenido pero no va a pararse el proceso de solicitud de refugio de Conare. Ahorita, son dos procesos: el que inició con su solicitud de refugio y el que Perú inició con su pedido de detención con fines de extradición. Si este último proceso es completado, tenemos que detener al señor Belaunde. En el momento en que se le niegue el refugio, si se le niega, al no tener la protección del Estado boliviano, el Perú tendrá un tiempo para solicitar su extradición.

¿En ese interín sería detenido? 

Pero eso tiene que pasar por procesos legales, procedimientos. Nosotros estamos ajustados al derecho internacional.

Pero si le niegan el refugio y lo detienen, ¿chocan con la legislación internacional? 

La solicitud de refugio está por encima de cualquier solicitud de detención. Es así.

¿En este escenario existe un plazo de ley para que abandone Bolivia y vaya a un tercer país?

Sí, hay varios escenarios en esta situación. Yo no puedo anticiparle el resultado.

Martín Belaunde es ahora una piedra en el zapato para ustedes. Su oposición les acusa de proteger al ex asesor de Humala…

He escuchado a senadores y parlamentarios de oposición y digo que es una absoluta mentira. Han tomado de partida una reunión del 9 de diciembre en Lima entre el presidente Morales, Humala, los cancilleres de ambos países, mi persona y el ministro de Transportes de Perú. En la agenda hubo temas de integración que se tratarán posteriormente en la reunión binacional del segundo semestre de este año: desarrollo fronterizo, narcotráfico, el lago Titicaca. La palabra “Belaunde Lossio” nunca se nombró. Cualquier otra cosa es una especulación. Las expresiones de parlamentarios y senadores de mi país son abusivas.

Perú dio asilo a tres ex ministros bolivianos acusados de corrupción…

Cada caso de refugio es completamente diferente. No me corresponde a mi pronunciarme de la situación de los bolivianos en el Perú. No estamos ligando ninguno de los casos con el de Belaunde. No estamos negociando su detención, expulsión o permanencia. Nos estamos ajustando a la normativa internacional en el caso de los refugiados. Nuestra posición es absolutamente legalista.

La República

About Miguel Ampudia Belling

Check Also

#CAL: Consejo de Ética suspendió a 114 abogados por malas prácticas

Mano dura. En 2016 fueron castigados 95 letrados y en lo que va de 2017 …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − 6 =